Causas del dolor y las úlceras del pie diabético

Seamos muy claros, cuando de diabetes se trata, una de las terribles consecuencias al padecer esta enfermedad es que la cicatrización es compleja en los pacientes y una de las zonas que se ven más afectadas por cualquier tipo de infección so los pies, siendo las úlceras diabéticas las más comunes.

Las úlceras diabéticas son causadas principalmente por:

  • Mala circulación
  • Alto nivel de azúcar en la sangre (hiperglucemia)
  • Daño en el nervio
  • Pies irritados o heridos

La mala circulación de la sangre es una forma de enfermedad vascular en la que la sangre no fluye a los pies de manera eficiente. La mala circulación también puede dificultar la cicatrización de las úlceras.

Los niveles altos de glucosa pueden ralentizar el proceso de curación de una úlcera de pie infectada, por lo que el control de azúcar en la sangre es fundamental.

Las personas con diabetes tipo 2 a menudo tienen más dificultades para combatir las infecciones por úlceras.

El daño del nervio es un efecto a largo plazo y puede incluso conducir a una pérdida de sensación en los pies. Los nervios dañados pueden hacer el sentir hormigueo y dolor al principio. El daño del nervio reduce su sensibilidad al dolor en los pies y resulta en heridas indoloras que pueden causar úlceras.

Las úlceras se pueden identificar por el drenaje de la zona afectada y a veces por un bulto visible que no siempre es doloroso.

La piel seca es frecuente en la diabetes, en donde los pies son más propensos a agrietarse, por lo que se pueden tener callos y heridas sangrantes.

Ahora bien, también es un hecho de que todas las personas con diabetes están en riesgo de padecer úlceras en los pies y estas pueden resultar por múltiples causas. Algunos factores pueden aumentar el riesgo incluyendo las siguientes:

  • Calzado pobre o de mala calidad
  • Mala higiene (no lavarse regularmente o completamente)
  • Corte inadecuado de las uñas de los pies
  • Consumo de alcohol
  • Enfermedad ocular por diabetes
  • Enfermedad del corazón
  • Enfermedad del riñón
  • Obesidad
  • Uso del tabaco (inhibe la circulación sanguínea)
  • Las úlceras del pie diabético también son más comunes en los hombres mayores.

El mantener tus pies libres de tensión ayuda a prevenir el dolor y las úlceras. La presión al caminar puede empeorar una infección y convertirse en una úlcera.

Para las personas que tienen sobrepeso, la presión extra puede ser la causa del dolor permanente en el pie. Es aquí donde el visitar una clínica del pie diabético puede ayudarte y orientarte para evitar y, en todo caso, contrarrestar rápidamente un problema mayor.

Solo es cuestión de mantener en control tu diabetes, observarte y visitar a tu médico regularmente, así te mantendrás alejado de problemas tan serios como las úlceras y otros tantos padecimientos que lamentablemente se llegan a presentar a los diabéticos.

Recuerda que prevenir es lo mejor.

Los mejores materiales para tu cocina

La ropa ideal para cubrirlos de cariño